Historia de los P2P

Procastinando por internet me topé con este videomontaje sobre la historia de los programas P2P. ¡Que nostalgia al verlo!

Creo que he llegado a usar la mayoría de los programas que salen en el vídeo, y se me ha ocurrido comentar por encima los más importantes de manera cronológica.

250px-napster-logo.pngHagamos un poco de memoria. Empecé en esto de Internet por el año 1999, creo recordar. Eran tiempos oscuros para la descarga de música en los que para conseguir una canción de la red tenías que entrar a una sala del IRC y rezar para que alguien te la enviara personalmente. A principios del año 2000 surgió lo que para todos fue la quintaesencia de Internet: Un programa que permitía descargarte y compartir cualquier canción con miles de personas. Nació el Napster. Visto en éstos tiempos, era un programa P2P bastante rudimentario. Sólo se podían bajar canciones (nada de programas ni películas); además no se podían reanudar las descargas en caso de corte de conexión, y unido a que por esa época lo que había eran modems de 56k, era una odisea descargar una canción. Sin embargo ninguno nos quejábamos, a pesar de que te tirabas 45 minutos para bajar una canción y cuando iba llegando al final, un gilipollas te la cortaba. Otra cosa importante del Napster fue que te permitía crear una lista de amigos con los que podías conversar por mensajes privados, y en una época en la que aún no era popular el uso del mensajería instantánea (el MSN Messenger estaba en pañales), el programa hacía de eMule y Messenger a la vez.

Meses después apareció el WinMX, que se conectaba a la red del Napster y con el que se podía reanudar las canciones cortadas. ¡Te sentías el puto amo! Poco después se hizo muy famoso el AudioGalaxy, para casi todos el mejor programa que ha existido para bajar música. ¡Estaba todo! Lamentablemente la industria discográfica denunció a estas redes por infringir los derechos de autor, y en 2001 acabaron cerrando ambas porque usaban servidores centralizados.

Muchos fuimos los que nos asustamos pensando que se nos acababa el chollo, pero empezaron a aparecer otros muchos programas, entre los que destacaron Morpheus y KaZaA. Éstos marcaron un hito, ya que fueron los primeros que se usaban para un propósito general, es decir, para bajar películas, programas, etc. y no sólo música. Sin embargo a los dueños de éstos programas les pudo la avaricia y empezaron a incorporar a su aplicación archivos espías y adware que se instalaban sin el consentimiento del usuario, para ganar dinero. No tardaron en aparecer clones de éstos programas, pero limpios de publicidad, como el K-Lite, que acabó siendo mucho más utilizado que el propio KaZaA.

Juan Antonio Canta: Una triste Historia

Pues sí amigos, orejil como siempre os trae los temas más actuales que pululan por la red.

Diferencias entre LCD y Plasma

Pobres. Sé que todavía andais con vuestro televisor CRT

El ravero Mayor

Este es un eMail que he recibido de Pablo, el ravero mayor:

Asunto: hasta en la tele se rien de utrera
Este enlace del youtube no tiene desperdicio, atención a como pasa desapercibida en Utrera hasta la terremoto de Alcorcón
Mu fuerte. http://www.youtube.com/watch?v=UEsI_yksFt

No, el eMail no me ha hecho ni puta ninguna gracia. Y me sorprende porque él, que sabe de todas las ramas de la cultura existente, y de la que no, no demuestra ser muy despierto: Amigo mío, en ese video no se ríen de Utrera, se ríen de Andalucía entera (por n-ésima vez), usando otra vez los mismos tópicos (los gitanos, flamenco, etc.) para hacer mofa del Sur.

Basta ver el vídeo con un poquito de cuidado para darse cuenta de sus intenciones. Dura 10 minutos, y dedica la friolera de 50 segundos en mostrar estatuas, recordar viejas glorias utreranas, etc. y el resto lo pasa en el mercaíllo, la chochona y la imitación del Capote. !Más de 9 minutos! No encontraron más sitios donde ir, pobrecillos. Pero no sólo se reían de Utrera, no: Flamenco, gitanos, mercados ambulantes, y sol los hay en toda Andalucía. Sí, sí, hasta en tu Granada de los rave.

¿Dices que la terremoto de Alcorcón, esa personaje que tiene que hacer el gilipollas y vestirse de chacha para salir en la tele, pasó desapercibida en Utrera? Pues no, y menos yendo con un cámara, lógicamente. Pero aquí hay tenemos algo que es nuestro mayor defecto y nuestra mayor virtud: tolerancia. Resulta paradójico que ésta señora sea de Alcorcón, donde se están sucediendo actos racistas totalmente repugnantes, venga a Utrera a burlarse de nosotros. Lo voy a decir con buenas palabras: hija de puta, vaya a reírse de las miserias de su pueblo. Pero esas no son para reírse, ¿verdad?, esas son para llorar. Bah, no vamos a echarle toda la culpa a ella que es una mandada, viniendo de un programa de la Cayetana, no me sorprende en absoluto.

En resto del mundo se ríen de España. En el resto de España se ríen de Andalucía. ¿Vamos a ser tan gilipollas aquí mismo reírnos unos de otros? ¡Fuera de nuestra comunidad no se hacen distinciones, para el resto, todos vamos vestidos de Flamenco y tenemos un torito en lo alto de la televisión!.

Dices que “hasta en la tele se ríen de Utrera”. ¿Quien más se ríe, Tú? Deja el snobismo, Pablo. Todavía me acuerdo cuando viniste en verano y en medio de un botellón dijiste que no ibas a malgastar M en Utrera, y al rato estabas tirándote en cajas de cartón de la basura, por medio de la calle. Esa vez ya me hizo gracia, y ésta vez no me he podido quedar callado. Sé que Utrera no es perfecta, ¿pero que sitio lo es? ¿Granada? ¿Manhatan?, ¡venga ya! Si en serio piensas que ningunear a tu pueblo es cool, tienes más pajaritos de los que yo recordaba. Siempre quieres ir un pasito por delante, pero ésto raya lo absurdo. No te lo digo con maldad, si no creyera que estoy obrando bien, no me hubiera llevado hora y media escribiendo ésta mierda😉.

La Aceituna Violada

Dios hizo el mundo en 7 días, y se nota. Porque por muy, todopoderoso y onmipotente que seas, las cosas con prisas no salen bien. Una semana es mu poco tiempo, coño. Pero hay que reconocer que le cundió: hubo cosas que le salieron finas, correctas, en su sitio, como el osito panda o los adorables delfines. El tipo de cosas que uno se espera de un Dios competente, vamos. En cambio hubo otras cosas en las que, bien por ir contrarreloj, o bien porque era novato en ésto de crear mundos, no estuvieron a la altura. Hablo de casos como el pony (la idea de un mini-caballo, era buena, pero le salió un caballo-bombero-torero), la rata (Tenía en mente como modelo a Minnie Mouse, pero fijaos lo que le salió…) En fin, son cosas que apuntaban maneras, pero les salieron rana. Otro ejemplo de éste caso es, la mujer.

Sin embargo, y aquí es donde yo me indigno, hay cosas que directamente las hizo a mala leche. Cosas en las que el Todopoderoso se cebó. Creaciones obra de su “gracia divina” -nótese el rintintín-, en la que volcó toda su maldad. Hablo de casos como el ornitorrinco (un lagarto con cabeza de pato), la babosa, etc. ¿Qué explicación tiene que un Ser que nos lo venden como todo amor, haya estas cosas? Nadie lo sabe. Habrá gente que piense que, como por aquella época Satanás era el compadre de Dios (aún no era Angel Caído), le influyó mal. Nada más lejos de la realidad. Esto son cosas únicamente del de Arriba. Porque si no, ¿porqué permitió después que en su idílico mundo se engendrasen todas serie de aberraciones, como el Pozí, la colegui o las aceitunas violeadas?

La aceituna violeada. Como diría el Peligro: Qué grandes. Para los que no lo sepan, es una oliva a la que se le ha insertado contra su voluntad un pepinillo por su único y oscuro orificio. Y yo me pregunto: ¿Que necesidad había de unir ambos productos? ¡Ya triunfaban por separado! Es como el que piensa: “Me gusta follar, y me gusta la vainilla. ¡Los uno!”. Y surge el bulo sabor vainilla. ¡No tiene ningún sentido!.

A mí no me entraba en la cabeza el invento, así me puse a investigar y he descubierto que la aceituna está rodeada de misterios por todos lados. Friker Jimenez lo vá a sacar en su programa. Le va a dedicar una sección completa. Ya me ha mandado una tarjetita de agradecimiento, pero ya nos conocíamos desde la niña del cine de la sala 9. Uno de los misterios de la aceituna que me sorprendió fué: ¿cuándo deja de llamarse oliva, para pasar a llamarse aceituna? ¡En el cambio de nomenclatura está implícita la degradación! Me explico: Cuando es joven, la todavía oliva, se encuentra colgada de su olivo, feliz con sus compañeras, pensando en convertirse en aceite, lo más alto a lo que puede aspirar una oliva. Sin embargo, su vida cambia en un instante: Llega el momento de verdear, que para el que no lo sepa, es ese momento en el que alguien parecido al maza en etapa destructiva, se pone a aporrear el olivo con un palo, y a zarandearlo, hasta que caen al suelo

No todo va a ser…

…postear.

Boicot al Café

Sólo cuando los hombres eyaculamos nos convertimos en personas normales. El resto del tiempo, sobre todo en el periodo que transcurre entre los quince y los treinta años, lo pasamos con la mente ofuscada intentando encontrar la manera de echar un polvo. Esta es una de las razones por las que me alegré de superar los treinta el año pasado. El estado Zen, el despertar que presenta el budismo, debe de ser algo así como un catéter de bromuro directo a una vena en el brazo, un lugar en el que no piensas sólo en follar sino en el que puedes consagrar tu mente a otras actividades. Quiero creer que la vejez nos premiará con algo así. Mientras tanto, convendría intentar hacer el trámite lo más llevadero posible.

Las mujeres acuden a las primeras citas intentando descubrir a los hombres, y no saben que un hombre no es él mismo hasta que se ha librado de esa molestia que le oprime el abdomen. En el intermedio es un saco de hormonas que generalmente responde a las preguntas por el camino más corto hacia el coito. Algunos somos conscientes de ello y lo sentimos, de verdad.

Por trivial que pueda sonar, generalmente lo único que se interpone entre un hombre alterado y su verdadero yo es el café.

En este mundo todo se mesura. Si existe una escala se utiliza, si no existe se inventa. Las estrellas estaban a tomar por saco de la tierra y se tuvo que crear el año-luz. La distancia entre la primera cita y el primer polvo se mide en cafés.

Normalmente siete, esta cifra varía en función de varios factores, siendo la edad de los participantes uno de los factores de mayor peso. A partir de los treinta la gente dispone de menos tiempo para hacer el idiota y los asuntos se resuelven de una manera más diligente, lo cual es una alivio para gente como yo a la que le gusta follar y le sienta mal el café.

Una cita transcurre a menudo en la mesa de un bar mientras se degusta una taza del negro elemento. A veces se cambia éste por una coca-cola, pero parece ser que es norma que se trate de algo que provoque cagaleras o ventosidades. Durante este unidad de tiempo-café, chico y chica intercambian pareceres en un animado toma y daca mientras piensan en las ganas que tienen de follar. Finalmente, tras horas de sufrimiento, se liquida la cuenta y se termina echando un polvo.

Tras la eyaculación, en esos diez minutos en que la naturaleza le permite al hombre ser una persona en lugar de un animal cegado por las urgencias de la perpetuación, se intenta a menudo entablar una conversación interesante. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos todos los temas fueron agotados sin remedio horas antes mientras se consumía cafeína en un rincón del bar de la esquina. Los únicos momentos de lucidez del hombre se terminan desintegrando charlando tristemente sobre el tiempo que hará el fin de semana o sobre si de verdad un café cuesta ochenta céntimos. Le van a decir a él lo que cuesta un café. Así pues, los únicos minutos en los que un hombre es persona acaban perdiéndose en sobadas discusiones de ascensor. Le gustaría decir algo brillante, demostrar que existe una vida interior al margen de los calzoncillos, pero ya es demasiado tarde: sus pensamientos se vuelven a centrar en la perpetuación de la especie.

He aquí el modelo de cita que propongo.

Hombre y mujer se encuentran. Se saludan amistosamente y proceden a quitarse la ropa a mordiscos mientras ruedan hasta la cama o la mesa de la cocina. Después copulan como si se tratara de los últimos minutos de su existencia y, finalmente, saciados ya de las urgencias de la carne, se cuentan el uno al otro lo que les ha sucedido durante el tiempo en que no se han visto.

Funciona. Yo lo he probado y puedo decir que jamás había prestado una atención más sincera a los avatares laborales de una persona durante la semana. Palabras como empatía, comprensión e interés sincero adquieren una nueva dimensión cuando se ha vaciado la cabeza de testosterona, la hormona del camino más corto.

Por las relaciones sanas, por el interés franco, por las conversaciones sentidas y con verdadero contenido, por el hombre como persona: boicot al café.

 Vía El sentido de la vida

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.